Por medio de la presente declaración solidarizamos con la Asociación de Contratistas Forestales A.G. por el recrudecimiento de los atentados terroristas en la Macrozona Sur durante las primeras semanas de 2024.  En particular, el último ataque perpetrado en Loncoche, región de La Araucanía, el pasado lunes.

Como bien indica ACOFORAG, este es el cuarto atentado en lo que va del año 2024 y  el número 474 desde 2014. Esta situación no hace más que constatar que quienes trabajan día a día y ven amenazado su fuente de trabajo e incluso su vida, no perciben el optimismo por las cifras de reducción de ataques que comunica la autoridad.

Se requiere garantizar la seguridad de los trabajadores forestales y recuperar el estado de derecho en la macrozona. Pero esto no será posible sin un compromiso inequívoco de todos los actores involucrados con rechazar y perseguir estas acciones y no confundirlas con reivindicaciones sociales que deben ser escuchadas en mesas de diálogo.

Muchos ingenieros forestales han elegido su carrera como contratistas. Nuestro Colegio lamenta su situación y a la vez admira su coraje para continuar día a día en la incertidumbre, tratando de aplacar el temor propio y de sus familias. Ya es tiempo que nos dejen trabajar tranquilos. Los trabajadores forestales de Chile no merecen ser arrastrados y afectados por un conflicto del que no tienen ninguna responsabilidad. Seguimos esperando que la autoridad se comprometa a eliminar el terrorismo en la macrozona sur y no sólo celebrar la “reducción de su frecuencia”.

Colegio de Ingenieros Forestales de Chile

Santiago, 25 de enero de 2024