SOBRE EL DICTAMEN DE LA CONTRALORÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA Y LA DEFENSA DE LOS BOSQUES NATIVOS ANTE SU SUSTITUCIÓN POR CULTIVOS AGRÍCOLAS

El Directorio Nacional del Colegio de Ingenieros Forestales de Chile A.G. reafirma su absoluto compromiso con la conservación, manejo, acrecentamiento y uso sostenible de los bosques nativos del país, y por lo mismo manifiesta que el Dictamen N°6271 de la Contraloría General de la República en el que se señala que la sustitución de bosques es incompatible con los objetivos de la Ley de Bosque Nativo, se ajusta plenamente al principio de desarrollo sostenible al que deben aspirar todos los sectores del país y que es la base conceptual fundamental de la ingeniería forestal.

Sin perjuicio de lo anterior, es necesario añadir que el dictamen de la Contraloría en ningún caso soluciona la problemática del cambio de uso de suelo y la sustitución de bosque nativo para recuperación de terrenos agrícolas. La constatación por parte de la Contraloría de que la sustitución no tiene validez jurídica no resuelve el conflicto por las crecientes demandas de cambio de uso del suelo ni reemplaza la necesaria deliberación pública que este tema requiere.

Lamentablemente, la Ley de Bosque Nativo ha resultado ser insuficiente como instrumento de fomento para la gestión y valorización de los bosques, especialmente aquellos que no tienen un valor maderero comercial, pero sí prestan servicios ecosistémicos indispensables en un contexto de cambio climático. Este tipo de bosques no son adecuadamente tratados en la ley, lo que debe corregirse a la brevedad con modificaciones que apunten a pagos por servicios ambientales que compensen los costos de oportunidad del cambio de uso del suelo, además de dar un real impulso a los planes de manejo bajo ordenación forestal, en una administración moderna del Estado que incluya una Subsecretaria Forestal.

Los planes de manejo de corta de bosque nativo con fines de recuperación de terrenos agrícolas, va en contra de los objetivos de la Ley de Bosque Nativo, tal como lo señala la Contraloría en su reciente dictamen; pero también va en contra de todos los compromisos internacionales suscritos por el país como son los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 (ODS), el Acuerdo de París y las Contribuciones Nacionales Determinadas del sector forestal, el Desafío de Bonn para la restauración de tierras degradadas, el Convenio sobre Diversidad Biológica, así como la meta de carbono neutralidad a nivel país para el 2050, en la que los bosques poseen un rol fundamental. Debemos tener un solo discurso y compromiso acerca de los bosques: su conservación y aprovechamiento sostenible, como principal eje de una política forestal moderna.

Colegio de Ingenieros Forestales de Chile

Mayo, 2020.